¿CUANDO SE INICIA UN PROCESO PENAL?

Cuando una persona es aprehendida por cualquier autoridad o incluso, por un particular, en los casos de flagrancia, y  la autoridad competente luego de la diligencia denominada "cabeza de proceso", le formula hechos presuntamente delictivos, se inicia formalmente un Proceso Penal, el cual se traduce en la ejecución de actos procesales encaminados a la comprobación del presunto hecho punible y al descubrimiento de los supuestos autores, cómplices y encubridores.

Dentro del Proceso Penal se dan diferentes fases, tales como:

A.) Fase de Investigación o de Instrucción Sumarial. Ésta es ejecutada o desarrollada por el Ministerio Público, a través de cualquiera de los siguientes funcionarios: Personeros Municipales, Fiscales de Circuitos, Superiores, Especiales o Delegados, o por el Procurador/a General de la Nación en aquellos procesos en que la Constitución y la Ley expresamente lo exijan.

B.) Fase Intermedia. Esta fase se desarrolla ante un Juez Municipal, de Circuito, Magistrados de Tribunales Superiores, o de la Corte Suprema de Justicia, dependiendo de la cualidad del imputado y por razones de competencia. En esta etapa participan el juez como árbitro, el fiscal y el abogado de la defensa o querella si la hubiere. La fase intermedia se inicia con una audiencia preliminar y termina con el pronunciamiento que dicta el juez de sobreseer o llamar a juicio al imputado.

C.) El Plenario. Es la audiencia ordinaria que celebra el juez, después de dictar el auto de llamamiento a juicio. En esta fase el Tribunal, luego de comprobar la ausencia de causales de nulidades, resuelve sobre la culpabilidad o inocencia del sindicado. De encontrar el juez causa de nulidad que implique la nulidad parcial o absoluta del proceso debe pronunciarse antes de dictar la sentencia.

El Proceso Abreviado es una institución procesal en la que el abogado de la defensa tiene la posibilidad de pedirle al juez realizar la audiencia ordinaria en la misma fecha de la audiencia preliminar. El espíritu de éste proceso es de economía procesal y con ello se satisface el interés del imputado de contar con una sentencia en un tiempo razonable. La finalidad del Proceso Abreviado es que de ser aceptado por el Juez, una vez terminada la audiencia preliminar, inmediatamente se procede a la audiencia de fondo u ordinaria, y luego de ésta, el juez cuenta con un término de 10 a 30 días para dictar sentencia, ya sea de inocencia o culpabilidad. En caso de condena, el sentenciado será beneficiado con una rebaja de hasta un tercio de la quantum de la pena impuesta.

Dictada la sentencia, las partes cuentan con otros mecanismos de defensa, tales como:

A.) Apelación. Se verifica cuando el Juez dicta una Sentencia contraria a los intereses de una de las partes. Pueden apelar, el fiscal en nombre de la sociedad, el abogado defensor en representación de los intereses de su cliente o el querellante en defensa de la víctima. Esta controversia la decide el superior jerárquico.

B.) Casación y Revisión Penal. Son Recursos extraordinarios de conocimiento que se presentan ante la Sala Segunda de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia. La instancia se agota con el Recurso de Casación Penal y queda la vía de impetrar el de Revisión Penal como última opción. Con la Casación se pretende modificar, o revocar  la sentencia recurrida y la Revisión Penal, tiene como objetivo realizar un nuevo juicio penal. Contra dichos fallos no cabe recurso alguno de impugnación, y así termina la intervención de los tribunales jurisdiccionales en un proceso criminal.